Salmantino y Unionistas
Tercera División

Esta cruz sale cara

¡Que viene el lobo!

Eso debe estar pensando Carlos Martín, presidente del Salmantino UDS. Hace poco más de un mes destituyó a María Hernández del cargo de entrenador alegando motivos deportivos, y aunque es cierto que el equipo acababa de perder tres puntos frente al Zamora, los charros hasta ese momento estaban invictos, lideraban la tabla, y efectuaban un juego tan envidiable como espectacular.

Polémicas a parte, ya que todo el mundo sabe como sigue la historia… sería Ramón Calderé quien se hiciese con las riendas del equipo, y entonces fue cuando la cruda realidad se abrió camino.

Desconozco como un equipo con tanta calidad como el Salmantino, y que hasta la fecha había demostrado saber llevar a cabo un estilo de juego llamativo y efectivo haya acabado sus últimos cinco partidos pidiendo la hora y casi dando las gracias. Lo peor de todo es que las estadísticas hablan por si solas, desde que el banquillo cambió de dueño el Salmantino ha perdido dos partidos, empatado otro par de ellos, y ha ganado solamente uno.

La situación es insólita, inconcebible para la mayoría, y los aficionados no han tardado en mostrar su descontento al presidente en forma de ruido. Tras la derrota de hoy frente al Cristo Atlético (0-1) pudo oírse una sonora pitada al finalizar el partido. Esto es solo un aviso, y aunque es verdad que todo puede cambiar en cuestión de segundos… si la estabilidad institucional no llega al Helmántico pronto el Salmantino tendrá verdaderos problemas esta temporada.

Quizás las claves que necesita entrenar este equipo no sean puramente futbolísticas, sino aún más básicas, vitales. De nada sirve contar con un físico arrollador si mentalmente el equipo está hundido y no es capaz de enfrentarse a las adversidades. Para ganar hay que saber sufrir, y en Tercera no existen equipos débiles, cualquiera puede darte un susto.

Hoy en el campo han fallado muchas cosas que pueden ser mejorables, que van desde tener más posesión, o generar peligro en el área contraria, hasta evitar riesgos innecesarios atrás; pero quienes han pisado el Helmántico esta tarde han visto algo mucho más grave, falta de sangre. Sin sangre un equipo está muerto, y lo peor está por llegar. El Salmantino debe aplicarse, y tiene que hacerlo ya, porque viene el lobo, y esta vez de verdad.

Por otro lado, Unionistas sigue líder tras una nueva victoria a domicilio (0-2) frente a La Bañeza, demostrando ser un equipo valiente, con garra, que tira de galones cuando hace falta, y que sabe sufrir cuando toca. Esos valores actualmente en el Salmantino brillan por su ausencia, y el equipo debe recuperarlos cuanto antes. Lo más grave es que los de Calderé tienen poco tiempo de reacción, ya que la próxima vez que el Helmántico vuelva a rugir lo hará con más fuerza que nunca. En apenas dos semanas tendrá lugar el primer derbi de la historia entre ambos, y aunque muchos quizás no se den cuenta ese partido ya se ha empezado a jugar. Anímicamente Unionistas irá por delante en el marcador a pesar del 0-0 inicial, y en ese momento el Salmantino y su afición deberán responder si quieren demostrar quién es el equipo referencia de la ciudad.

Esta noche más de uno soñará con la vuelta de María Hernández al banquillo con las esperanzas puestas en poder salvar la situación y que el equipo recupere el rumbo, pero eso no va a ocurrir. Esta película ha acabado con su protagonista demasiado pronto, y lo ha hecho al más puro estilo “Psicosis”, asique ahora toca maquillar el escenario si se quiere ocultar el crimen.

El tiempo dará o quitará la razón a las distintas situaciones extradeportivas que se están dando cita en Salamanca, pero una cosa es segura, esta ciudad quiere y necesita una única cosa: fútbol.

Redactado por Ricardo Alonso

Imagen de Salmantino

Esta cruz sale cara
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

To Top