Silla CF
Tercera División

Un gran Silla no puede con el Castellón

Un gran Silla, arropado por centenares de aficionados, no pudo ante un Castellón que consiguió los tres puntos con un solitario gol y con un juego muy pobre.

Cuando David tuvo más fuerza que Goliat, pero no pudo ganar

El CD Castellón viajaba a Silla por segunda vez en su historia para enfrentarse al conjunto blanquet. Tanto la afición local como la visitante se movilizaron para abarrotar las gradas de un Vicent Morera que se quedaron pequeñas para ver como el pequeño casi se come al grande.

Y es que el CD Castellón, con once temporadas en Primera y 37 en Segunda A, se enfrentaba a un equipo que comienza su segunda andadura en Tercera. Un auténtico David contra Goliat en cuanto a historia, pero que resultó bien diferente en cuanto a juego.

El partido comenzaba ante la mirada y los ánimos de casi 1.300 espectadores (250 del Castellón), un récord de asistencia en Tercera para el club de L’Horta Sud. En los primeros quince minutos, ambos conjuntos se peleaban por la posesión, aunque no lograban dominar el esférico de manera clara, y no hubo apenas acercamientos en las áreas. La primera ocasión importante vino de un cabezazo de Fonte en el minuto 18’.

Iba a tener una gran ocasión de adelantarse el Silla en el minuto 22, cuando Zagalá salió salió de la portería y despejó mal. El balón llegó a Juanito, que con la portería vacía (pero a treinta metros), no se atrevió a chutar y perdió el esférico. Pocas ocasiones claras iban a haber en lo que restaba de primer tiempo, como la de Chus, que después de recorrer la frontal del conjunto albinegro, disparó raso y cerca del palo, pero Zagalá, el que a la postre fue el mejor del Castellón, se estiró lo que pudo y atajó el balón.

El fútbol volvería a ser injusto con el Silla, que después de plantarle cara al CD Castellón durante toda la primera parte, vio como Serra, mientras se anunciaba el minuto de prolongación por la lesión de Enrique, remataba en el área del conjunto blanquet y el balón se introducía en la portería de Lucas. Goliat golpeaba primero pese a estar dormido.

La segunda parte se tiñó absolutamente de blanco. 45 minutos que se quedarán en la retina de los silleros como uno de los mejores momentos de la temporada. Así pues como los primeros diez minutos fueron de tanteo, los 35 minutos restantes fueron de asedio total por parte del Silla. Ubach, Oscar, Civera y Mauro fueron los responsables del gran juego ofensivo del conjunto local, que vieron como unos centímetros les separaba del empate. De poder demostrar que podían plantarle cara a Goliat. Pero ni con uno contra uno, ni con chilenas, ni con faltas directas pudieron materializar el buen juego sillero.

El Silla remó y remó para finalmente quedarse en la orilla. Golpearon y golpearon, pero Goliat les tumbó de un solo golpe. Un golpe inmerecido llamado Serra, que deja al Castellón al filo de puestos de play-off y al Silla a tres puntos del descenso, pero con un sentimiento de orgullo de primera.

Redactado por Alex Rubio

Imagen de Silla CF

Un gran Silla no puede con el Castellón
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

To Top